VARIOS
Incluímos en este capítulo diferentes artículos que hemos elaborado y que, sin duda, forman parte de la cultura de un pueblo, del nuestro.
Como siempre recordaros que esta página es de todos y entre todos la hacemos grande.
Esperamos vuestras colaboraciones.

 
APODOS
A base de recordar y preguntar hemos conseguido una pequeña lista de apodos de Cubla.
LA LUNA
La luna tenía mucha influencia en las actividades de la vida cotidiana, por eso la gente observaba si estaba en creciente o menguante, antes de emprender algunas tareas.
COFRADIA DEL ROSARIO
Era una cofradía encargada de dar sepultura a los muertos. La formaban todos los vecinos que pagaban sus cuotas.
EL JAMON DE CUBLA
Reproducimos en este punto el panfleto publicitario, que imprimió un comerciante turolense durante las fiestas del jamón del año 1970, y la contestación que tuvo, por parte del secretario de Cubla
SITIOS Y LUGARES
Conoce el término de Cubla, descubre nuevos sitios que siempre has tenido cerca.
FESTIVIDAD DE LA FUENSANTA
Peregrinación anual al santuario de La Virgen de la Fuensanta, en Villel.
FESTIVIDAD DE SANTA QUITERIA
Antigua fiesta de las mozas de Cubla. En la actualidad se ha visto reducida a la celebración de una misa y reparto de pan a todo el personal que haya en Cubla este día.
JOTAS PARA UNA BODA (I)
Esta es una jota escrita para la boda de Santiago y Caridad.
JOTAS PARA UNA BODA (II)
La gente se va animando. Nos han enviado la jota que compusieron para la boda de Gloria y Nicolás.
CANTO A LA MUJER CUBLINA
Poesía escrita en Agosto de 1970, ensalzando los encantos y virtudes de la mujer de Cubla.
UN RECUERDO
Poesía escrita en la navidad de 2001 por José Luis Mínguez, en recuerdo de la gente que nos dejó ese año.
 

 
 
 
 
 
 
 
APODOS
A continuación se enumeran una serie de apodos o motes con los que se conocía a determinadas familias o personas.
Si echas en falta alguno, escríbenos y, tan pronto nos sea posible, lo incluiremos .

 
· Barbas · Barraquero · Benitas
· Cabreros · Cacharra · Campillero · Carruchos
· Casildos · Catalina · Cebollas · Chato
· Chocolates · Choga · Chogueto · Conejeros
· Currito
· Fadrín · Farinetas · Farruchos
· Gachas
· Habanero
· Juananos
· Lucero
· Maragatos · Marta · Melones · Mocos
· Molineros · Morcilla
· Parreta · Patasecas · Patatas · Patera
· Pepete · Potencianos · Priscos
· Ratona · Rojo · Rullos
· Valverde · Vivo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
 
 
LA LUNA

        La luna tenía mucha influencia en las actividades de la vida cotidiana, por eso la gente observaba si estaba en creciente o menguante, antes de emprender algunas tareas. Aquí enumeramos algunas cosas que tenían relación con la luna.

    - Para sembrar los ajos había que procurar que la luna estuviese en fase creciente, porque en menguante, se pensaba, que los ajos se salían de la tierra.

    - La leña, si se corta en menguante, arde mejor. También había que saber que la leña de la solana es mejor que la que crece en la hombría. Para quemarla, hay un refrán que dice:

"La de pino por donde nace
y la sabina por donde pace"
quería decir que para meter la leña al fuego, cada tipo de leña tiene una combustión diferente, hay que tener en cuenta la parte gruesa o fina del palo, para así ponerla de manera que arda mejor.

    - El ciemo (estiércol) para sacarlo de los corrales había que procurar que la luna estuviese en menguante, porque así no salían pulgas. Luego en la era, cuando se removía, también debía ser en menguante para que no se pusiera blanco, como enmohecido.

    - La avena, si se siembra en menguante, toma un tono oscuro, como negra y, sin embargo, si la siembra se hace en creciente es blanca.

     - Las uñas hay que cortarlas en menguante y en días que no tengan "R" (lunes, jueves, sábado o domingo), para que no te salgan enemigos (padrastros), ni duelan las muelas.

        Al igual que en estas cosas, la luna influía en otras, siempre dependiendo del grado de creencia o superstición de cada persona. Lo que está claro es que influía.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
 
 
LA COFRADIA DEL ROSARIO

        Era una cofradía encargada de dar sepultura a los muertos. La formaban todos los vecinos que pagaban sus cuotas. La distribución de los cargos era la siguiente:

EL PATRON
    - Solía ser el más mayor de los cofrades de ese año, porque los cargos se renovaban cada año. Sus funciones eran de supervisar y dirigir los actos, avisar a los ansidores para que fuesen a la iglesia los días de entierro, etc.

EL SALSERO
    - Era el administrador. Se encargaba de llevar las cuentas de la cofradía, recaudaba las cuotas y pagaba los gastos, colocaba el tumbo en la iglesia, reponía las velas gastadas y pagaba a los sepultureros.

LOS SEPULTUREROS
    - Eran los encargados de cavar la tumba. En un principio se nombraban, al igual que todos los demás cargos, por sorteo y cambiaban cada año. Más adelante, como no quedaba mucha gente en el pueblo, esta función de sepulturero la llevaban a cabo el vecino de delante y el vecino de detrás de la persona que moría.

ANSIDORES
    - Se nombraban seis personas para llevar el muerto de casa a la iglesia y de la iglesia al cementerio. Ahora suelen hacerlo familiares y amigos del difunto.

        El día de la Virgen del Rosario se hacía misa de difuntos. Este día y el siguiente eran de fiesta para los cofrades. En la iglesia, después de misa, se pasaba lista de cofrades: el que no acudía pagaba una multa. Después, en el ayuntamiento, se hacía una comida de cofrades, a la cual sólo acudían los hombres, a las mujeres y a los niños se les llevaba la comida a casa. La comida consistía en oveja asada y coladilla (sangre de oveja frita con cebolla). También se hacía una fritanga con los hígados y libianos (pulmones).

        A las personas que iban a limpiar el local después de la fiesta se les pagaba con las cabezas de las ovejas que se habían sacrificado para el banquete. Para costear la fiesta la cofradía tenía un derecho, concedido por el estado, por el cual podía batir un pino y, con el importe de la madera, pagar los gastos. Por lo que no gastaban de los fondos destinados a los difuntos.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Panfleto publicitario aparecido durante las fiestas del Jamón de Teruel del año 1970.

FIESTAS DEL JAMON
T E R U E L    1 9 7 0

 
Juan

de

los

Coches
 
 
 

TERUEL

POR SI VALEN
Para un JAMON de calidad,
ni Cubla ni Valacloche;
lo busque en esta ciudad,
en Casa Juan de los Coches.
* * *
En las "Fiestas del Jamón",
no nos pida usted sardinas;
aquí, en Juan, le servirán
un buen JAMON sin espinas.
* * *
Si compra usted un jamón
en Casa Juan de los Coches,
dormirá como un lirón
si lo prueba todas las noches.
* * * 
Sin mentiras ni reproches
si quiere comer JAMON,
en Casa Juan de los Coches
es el mejor de Aragón.
* * *
En Teruel hay un lugar,
que es Casa Juan de los Coches;
que el JAMON encontrará
con el que sueña todas las noches.

Este producto será acompañado por los vinos Cooperativa "San Valero" de Cariñena "Don Mendo" - Monte Ducay y Trinkal Export - Barril

Editorial Lucha,- Amantes 26 S.A. Teruel

Escrito dirigido al dueño del comercio Casa Juan de los Coches, remitido por el secretario de Cubla.
 
 

Es Casa Juan de los Coches
Dueño visible Rafael,
Quita fama a otros jamones
Pa revalorizar los de él.

A las pruebas me remito
Amiguito Rafael,
En calidad de jamones
Mejor Cubla que Teruel.

Presentación esmirriaos
De curación muy blanduchos,
De magro tienen muy poco
Y de blanco tienen mucho.

Valacloche buen jamón,
El de Cubla le supera,
Teruel no puede igualarles
Aunque diga lo que quiera.

En Casa Juan de los Coches,
Dicen tienen buen jamón;
Pa el de Cubla y Valacloche,
No valen un pimentón.-

Amigo, amigo Rafael,
Ponte en tu sitio y no empujes;
Alabate lo que quieras,
Pero a nadie lo desprecies.

Sabes mucho de jamones,
Y haces mucha ostentación;
Doble a sensillo te apuesto,
Los de Cubla, son mejor.

Que hay buen jamón en Teruel,
se puede garantizar;
Valacloche le supera,
Y el de Cubla mucho más.

Pa jamón el de Teruel,
Si no hay de Valacloche;
Para sabor los de Cubla,
Y buenos en Juan de los Coches.

(Fiestas del Jamón 1970.-Teruel)

EL SECRETARIO DE CUBLA.-

 
 
VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
 
 
FESTIVIDAD DE LA FUENSANTA
El primer sábado del mes de mayo se celebra en Cubla una peregrinación a la ermita de la Fuensanta.  Está situada en el término municipal de Villel, enclavado entre unas colinas pendientes y de finas aristas.
    Según la biografía de Fuensanta, la virgen se apareció en estos lares en el siglo trece y, desde entonces, se le ha dado culto casi ininterrumpidamente. La virgen de la Fuensanta se apareció a unos kilómetros, en plena montaña, un lugar bastante más alto, pero para que estuviera más accesible se construyó la iglesia en el lugar actual.
    Una vez al año, acude pueblo por pueblo, en el mes de mayo, a rendir veneración a la Fuensanta. Con tal motivo se organizan nutridas romerías. De Cubla iban cada año, con machos e incluso a pie.
    Una vez en la ermita, hay misa, canto de gozos a la virgen, veneración a la imagen y, cuando han terminado los actos religiosos, cada familia o grupo se reúnen a comer.
    Al lado de la iglesia hay una buena hospedería de dos pisos, está bien conservada, y en los comedores hay bancos y mesas para que los peregrinos puedan comer cómodamente.
    Los vecinos de Cubla comen juntos en la hospedería. La comida consiste en carne asada. Se hace para ello una gran hoguera, que una vez convertida en brasas, es cubierta por una gran parrilla repleta de carne (básicamente de cordero y cerdo). Cada familia trae de su casa los cubiertos, vajilla, ensaladas, bebida y postre. Se sirve la carne con abundante ajo-aceite y con gran algarabío la gente comienza a comer. Una vez terminada la comida se procede a tomar el tradicional y digestivo poleo, que se resiste a ser sustituido por el café. Se vuelve a la ermita para realizar unas últimas oraciones y se regresa al pueblo. Tradicionalmente, por la noche, se cena en el teleclub de Cubla la carne que ha sobrado de la romería.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
FESTIVIDAD DE SANTA QUITERIA

     
La fiesta de Santa Quiteria comenzaba con los preparativos del pan una semana antes de la fiesta. Los seis clavarios (encargados de la fiesta de ese año) se encargaban de recoger una cuartilla de trigo de cada vecino del pueblo (los viudos y viudas contaban como medio vecino y solo daban media cuartilla). Los clavarios, por ser de la fiesta, ponían una hanega de trigo. Una vez recogido todo el grano, debían de bajarlo a Valacloche, al molino. El día anterior a la víspera se reunían para cerner la harina. Cada clavario buscaba alguna moza (entre la familia o amistades) que le ayudara en estas tareas. La víspera de la fiesta se masaba la harina para los panes del día siguiente: cada clavario debía de hacer dos masijos.
    Aquel día se hacían panes, regañados y torta de la masadura. El pueblo era literalmente tomado por las mozas: se encargaban de bandiar, para anunciar la fiesta, hacían ronda por las calles cantando y tocando panderetas, botellas de anis, etc. Cuando iban por la calle al mozo que encontraban le tiraban harina. Antes de misa se hacía un bando para invitar a la gente. A este invite solo acudían los hombres, y en él, los clavarios, repartían la torta de la masadura con aguardiente; la torta de la masadura es una torta seca y más dura que la torta normal, porque se hace con la masa que se queda pegada en las paredes de la artesa. Los regañados se los comían las mozas y los clavarios. La misa del día de Santa Quiteria iba acompañada de un elocuente sermón, que era pagado, al señor cura, por los clavarios.
    Después de comer, cada uno en su casa, comenzaba la fiesta de verdad. Lo primero que se hacía una vez había acudido todo el pueblo, era sacar los clavarios del año siguiente. Los clavarios se sacaban de una olla con papeles, en los que ponía el nombre de todos los del pueblo. Cuando, después de los años, se gastaban los papeles, se volvía a llenar con todos los nombres. Los clavarios comenzaban a repartir un pan por persona que acudía. Daban también vino en escullas: se podía beber todo lo que quisiera la gente. Las personas que acudían se llevaban huevos duros de casa para comerlos con el pan. Los clavarios hacían unas ensaladas para todos los comensales, y a los del ayuntamiento les proporcionaban ellos los huevos duros. Se daban panes a todas las personas que acudían, aunque no fuesen del pueblo o estuviesen de paso. A lo de dar pan se le decía "la caridad", porque venían los pobres de otros pueblos a recoger un pan (hay que tener en cuenta que un pan era el jornal, en algunos casos, de un día entero de trabajo).
    Para culminar la jornada se hacía baile. La gente, después de comer bien y beber en abundancia, se lo pasaba en grande: los mayores jugaban a las cartas, los jóvenes bailaban y los pequeños jugaban con gran alborozo.
    Un día completo y divertido.

Gozos a Santa Quiteria
 
 
 
 
 
 
 

VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
SITIOS Y LUGARES

    ¿Quién no ha oído hablar del Hocino? ¿Cuántos no han ido nunca a la Fuente Primera? Pero, ¿cuántos han estado en la Fuente Segunda?. Tenemos muchos sitios donde ir de excursión en Cubla, pero, o bien no los conocemos o, por no saber dónde están, no hemos ido nunca.
    Por el camino de La Viguilla llegamos al Hocino y también podemos ir a El Volaje y al Hontanar.
    Hay que darse una vuelta por El Pinar, y acercarse a las Fuentecillas. Poco antes de llegar a las Fuentecillas, a la izquierda del camino, en la ladera de la montaña se observan unas construcciones, en ruinas, que fueron las viviendas de los mandos del ejército nacional durante la guerra civil. Al otro lado de la montaña se encontraban los soldados en sus trincheras.
    Desde los Pelaos se tiene una vista privilegiada de todo el término. ¿Habéis visto el nido de águilas de Peña Rubia?. ¿Conocéis Peña Blanca? Si queréis ver ranas, daros una vuelta por el Pozo Lamán,es posible que veáis alguna culebra en el agua. Desde allí se puede ir hasta el Barranco del Agua, y acercarse a la antigua Mina de Arena.
    De todos es conocido el camino de Villel, aunque muy pocos lo han recorrido. Igualmente se puede llegar a Cascante a través de un camino, desvío del de Villel. Los Molinicos nos pueden acercar a Los Cerraos (camino hoy un poco difícil debido, sobre todo, a las zarzas). El Regajo, el Picarzuelo, Los Planos, Mari Mezquita, la Venenza, el Salobrar, los Llanos, la Loma Gorda, la Balsa de los Huertos.


    Saliendo de Cubla dirección Teruel, está el Arreñal redondo (una pequeña pieza que se encuentra nada más salir del pueblo a mano izquierda). Desde este punto hasta los Cerraos se extiende La Olla. Dentro de la Olla existe lo que llaman El Vago de los 100 pesos: se trata de un trozo de tierra que le faltaba al conde para tener toda la Olla de su propiedad, y que compró por 100 pesos. De aquí en adelante nos encontramos con Los Cerraos, El Barranco de la Hocecilla, El Carpintero (con unos corrales a mano derecha de la carretera) y el conocido Puente del Carpintero. Entre la Hocecilla y el carpintero hay unos planos a los que dicen Los Planos de Rodrigo. Siguiendo el camino tenemos El Plano de la Fuente del Sapo, Los Tollos de la presa (donde tambien existe corrales). La Benenza (donde se hallan los corrales de León), Los Oreros, al otro lado de los corrales de León (tambien tiene corrales), El Cuadrón. Hacia la derecha tenemos La Cañada el quemado, dirección al Barranco del Agua.
A la izquierda, El Corral de Juana, Los Tamarices, Cabezo Blanco (con fuente y abrevaderos para las caballerizas). En este punto era donde merendaban los mozos cuando regresaban de la Fuensanta. Los Planos, a mano izquierda Longares (fuente seca y corral) y finalmente Marimezquita.

    Por el camino Villel nos encontramos con: La Hombría, El pilar de Santa Barbara, El Pañuelo, La Longadera, la Zarza, el Morrón de Aquí, el Morrón del Medio y el Morón de Allá. El Corral del Roldán, donde se divide el camino en tres:
- Recto, Las Lomas
- Izquierda: Panderón de las Lomas, mojonera de Villel, Villastar y Cubla
- Derecha: Olla Berna, (con fuente y corrales).

Del Pilar de Santa Bárbara sale un camino que va a Cascante del Río, y por él nos encontramos con Los Terranos, El Olivar, El Loyuelo, La Loma de los Llanos y los Llanos. En la margen derecha del camino de Cascante está: La Pieza sin Era, La Erradica, Cuesta Cascante, La Fuente La Señora y Peñas Blancas a la izquierda. Desde Pieza sin era hasta la carretera de Valacloche le dicen El Carril. Solana del  Carril desde la carretera hasta Peñas Blancas, y de ahí hasta la mojonera de Cascante, está el Corral de la Canaleja.

De Cubla hacia la Fuente Primera nos encontramos con El Pontón, que va desde las Eras hasta la Fuente Primera, La Fuente Primera, Los Barrancos (con balsa de riego y huertos), La Obradada, que es una solana blanca que va desde los Barrancos hasta El Corral de la Buitrera, La Hombría del Estopar (zona con pinos), y arriba El Corral de la Marquesa. Por este corral pasa el GR (ruta de Gran Recorrido para senderistas) que atraviesa Cubla.

Por el camino de las eras nos encontramos con Las Eras, El Quiñón, La Buitrera, La Loma Gorda (con una charca) desde donde se puede bajar a la Obradada. La Hombría La Atalaya, El Bolaje (corral, balsa de riego y huerta). A partir de ahí el camino se divide:
- A la derecha nos encontramos con un camino que nos lleva hasta el Km. 5 de la carretera que une Camarena de la Sierra con La Puebla de Valverde. Por este camino tenemos La Orihuela y Peña Blanca, donde se encuentra la mojonera entre Cubla, Camarena de la Sierra y Valacloche.
- A la izquierda está El Caseto de los Lobos y La Loma del Hontanar. La Ollica (donde existe un pozo de agua con agua), El Corral de Marzo, donde dicen que existe un agujero por el que sale aire, y que a veces el ruido que hace este aire es muy fuerte, La Pinilla (con fuente y abrevadero), Las fuentecillas, El Pelao Calvo, La Loma La Viga, El Collao Salas.
De la Ollica , hay una senda que sale al Pino, a la Pieza la Cabra, al Plano del Pino y la Mesonera.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
 
 
JOTAS PARA UNA BODA
Es una ocasión propicia
para poderte pagar
los obsequios que tú has hecho
otras veces en cantar.

En el día de tu enlace
te quieren felicitar
estos dos amigos
que nunca os olvidarán.

Dicen que está ya cerca
la boda de D.Antonio
iremos todos de Cubla
el día de su matrimonio.

Los padres están contentos
y Caridad tiene suerte
Santiago está por ella
hasta el día de la muerte.

Amor y felicidad
Van juntos siempre en la vida
si quereis felicidad
amaos más cada día.

De los novios me despido
de sus padres y padrinos
que pasen muy feliz día
al Señor se lo pedimos.

 
 
 
 
 
 
 
 
VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
 
 
JOTAS PARA UNA BODA (II)
Jotas en la BODA de Nicolás y Gloria
Cubla a 29 de Septiembre de 1.962

Como amigas te queremos
como mozas te envidian,
pero pedimos a Dios
que os haga santos casados

Nicolás en adelante
será el hombre más feliz
con la Gloria siempre en casa
¿qué más quiere ya pedir?

La familia Monleón
está hoy muy emocionada
porque además de la boda
está el hermano de Fraga

Para Gloria y Nicolás
hoy han cambiado su vida
que el Señor les acompañe
en sus penas y alegrías

De la gloria de este pueblo
nos vamos a desprender
porque se retira alegre
con Nicolás a Teruel

Nicolás antes pensaba
hacerse la casa aquí
pero al casarse con Gloria
se va a Teruel a vivir

Esta pareja feliz
ya no podrán olvidarnos
y vendrán muchos domingos
en la moto a visitarnos

A Gloria y a Nicolás
con entusiasmo cantamos
y que vivan muy felices
en Teruel por muchos años

Muchos años separados
esperando vuestar unión
al final haréis la vida
en la ciudad del amor

Felicitas y Manuel
hoy están emocionados
porque se casan sus hijos
que vivirán a su lado

Desde Fraga hasta aquí
se han desplazado tus tíos
para celebrar este día
todos hermanos unidos

En este día tan grande
queremos felicitar
a esta pareja de novios
que se acaban de casar

Cantando todos a coro
aunque no cantamos bien
que tengáis felicidad
y buena luna de miel

Piedad ya se les casó
y Gloria hoy se ha casado
miren qué hacen con Antonia
que el tiempo se va pasando

La gloria de Nicolás
desde hoy será su mujer
con razón se llama Gloria
la que elige para él

Nicolás está en la Gloria
después que se ha casado
y si algún día está enfermo
la Gloria será su amparo

El padrino y apasó
la madrina pasará
porque estamos muy seguros
que alguno la ronda ya.

Para Joaquín y María
que no estén desconsolados
que aunque vivan en Teruel
siempre estarán a su lado.


 
 
 
 
 
 
 
 
VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
 
CANTO A LA MUJER CUBLINA
Desde que existen los santos,
No hay estampa femenina;
Con más virtudes y encantos,
que nuestra mujer Cublina.

No cabe duda que Dios,
Desechando el tono gris;
Se vino hasta Cubla en pos,
De honradez y buen sentir.

Con mucha chispa de estrella,
Y aroma de montañesa;
Creó la mujer más bella,
De la tierra aragonesa.

No crean que lo digo,
Por fantasía galante;
Cualquiera será testigo,
Con estas mujeres delante.

Su delicada figura,
Desde el talle a las melenas;
Puede servir de escultura,
En los museos de Atenas.

Para jóvenenes y viejos,
Su mirada seductora;
Tiene los mismos efectos,
Que el despertar de la aurora.

Su cara siempre risueña,
Nos ofrece los colores;
De su tierra de nobleza,
Fértil en frutos y mieses.

En su garbo peculiar,
Se acusa todo vigor;
De aquella moza ejemplar,
Que nos pinta Campoamor.

La Cublina es perfecta,
Moral y físicamente;
Tiene el alma tan selecta,
Como su cuerpo atrayente.

Sabe sufrir y reir,
sin faltar a su deber;
Y gusta del buen vestir,
Para que la puedan ver.

Cuando Cupido hace mella,
Debajo de su corpiño;
No hay ninguna como ella,
Para sentir el cariño.

Como madre y como esposa,
Sirve tambien de modelo;
Porque es dulce y virtuosa,
Y acata la ley del cielo.

Cura muy bien el jamón,
Tie buen arte en la cocina;
De higiene sabe bastante,
Cuida bien a su familia.

Muy buena administradora,
No le gusta malgastar;
Con poco trozo de tela,
Se hace falda y delantal.

Sabe las faenas del campo,
Las hace de buena gana;
Y a pesar de todo ello,
Se estaría siempre en casa.

En amor sí es casadera,
Es un tesoro escondido;
Cuajado de miel lunera,
Para el futuro marido.

Donde quiera que se halle,
No falta luz ni alegría;
Va de noche por la calle,
Y la noche se hace día.

Milagro de tal visión,
Solo ocurre en las leyendas;
O en este gran paraíso,
De mujeres estupendas.

Porque Cubla sí lo es,
Paraíso encantador;
En donde puso sus pies,
La bondad del Creador.

Si alguno verlo desea,
Que venga y abra los ojos;
Hembras con gracia y salero,
Rosas finas a manojos.

En las fiestas patronales,
Con garbo, gracia y majicas;
Estas muchachas juncales,
Son algo de maravilla.

Y hasta su mismo patrón,
Lleno de místico afán;
Les echa la bendición,
Viendo lo guapas que están.

Linda mujer la Cublina,
Primorosa y montañesa;
La más alegre bambina,
De la tierra aragonesa.

Hoy te canta con amor,
Un poeta popular;
Cegado por el fulgor,
De tu belleza sin par.

Si escuchaste con agrado,
Estas alabanzas fieles;
Podré decir que he ganado,
El mejor de los laureles.

 
 
 
 
 
 
 
 
VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POEMAS A LOS QUE NOS DEJARON EN 2001

Vaya esto por José Angel
por mi madrina y mi abuela.
"La vida que nos cabalga
nos clava a veces la espuela".

Pero el mundo no se para
la vida debe seguir
hay que sacar las fuerzas
"pa" aguantar y resistir.

Os llevaré en mi memoria
como a otros compañeros
y el día que Dios me llame
he de subir a veros.

J.L.M.P.

VOLVER

 
 
 
 
 
 
 
  1